01 abril 2007

Al llegar esta época, torrijas

Ojo porque las de la foto son las torrijas que he hecho yo mismo este fin de semana. No andan mal de aspecto así que he decidido presumir de ellas. Sólo hay que freir el pan (antes se remoja en leche caliente y huevo batido), espolvorear azúcar y echar leche y canela. A mí, el pan de torrijas me costó 2,5 euros en las panaderías Valpan. Es decir; que unas 10 torrijas, que son las que se pueden sacar de una barra, nos salen por ese precio. Pero si no os atrevéis a dar el paso (a mí me costó), en Madrid hay un lugar que se llama La Casa de las Torrijas, está enfrente del teatro Albéniz y su especialidad son las que están bañadas en vino. Pero yo me quedo con las mías. No tienen mala pinta, ¿verdad?

3 comentarios:

didi dijo...

qué hambre a estas horas de la mañana!

Pero ahí todavía no están fritas, no?

Pablo Maderuelo dijo...

Me has matao, jejeje. Están terminadas ya... de hecho, si te fijas, hay alguna que se me hizo más de lo normal. El consuelo es que están buenísimasssssss

Si no, siempre queda La Casa de las Torrijas...

Matritensis dijo...

Poca canela has echado :P
Tienen muy buena pinta.

Ah! y no seas tan pijo, con pan normal del día anterior también salen unas torrijas muy ricas.

No sé quién le pueden gustar las torrijas de vino, a mí me dan repelús por no decir un asco...