28 mayo 2007

Mi noche electoral

Es posible que estas líneas acaben siendo un ladrillo y que seáis pocos quienes seáis capaces de completarlas y leerlas. Pero os voy a contar una cosa. Nunca me alegré tanto como hoy de dedicarme al periodismo local. De poder haber vivido y sentido con los políticos una noche como la de ayer. Os diré que cubrí el recuento en uno de los grandes municipios del Sur de Madrid y que por primera vez tuve oportunidad de sentir que los políticos se quitaban la careta. Ví gente destrozada porque sus proyectos se iban al garete. Ví personas que sienten que todo el trabajo va directo a la basura y que no saben por qué. Sentí que realmente quedan políticos que de verdad quieren trabajar por sus vecinos, por su municipio, por su ciudad.
Me pasó algo muy raro. Quería que ganaran todos. Me parecía que todos tenían ganas de aportar grandes ideas a la ciudad. Que todos habían ideado proyectos ilusionantes que no tenían que dejar de ser realidad sólo porque no hubieran arañado unos cuantos votos más.
A ellos, a esas personas a las que veo cada día, pero que esta vez me hicieron sentir más cerca, les diré que estoy tremendamente feliz por haber sentido una experiencia que nunca antes había vivido. Anoche no trabajé. Viví y sentí.
Puede que peque de cursi e incluso de inocente. Pero os diré una cosa. Creo en unos cuantos políticos más que hace un par de días, pero la política me parece una basura. Si las cosas fueran diferentes, esta semana se sentarían todos y crearían un gran programa conjunto con el que trabajar por la ciudad durante los próximos meses. Todo lo que no vaya por ahí me parece engañar a los ciudadanos. Ojalá un día las cosas cambien.
  • PD: No voy a ponerme sólo sentimentaloide. Que sepáis que Gallardón, cuando salió al balcón en Génova, estaba PIRIPI - PIRIPI. No he encontrado el video completo, pero en Youtube hay un fragmento interesante que os he colgado aquí. Os recomiendo que os fijéis en los seis primeros segundos y en el movimiento que hace Albertito con su cuerpo a unos veinte segundos del final, cuando dice el nombre de Mariano Rajoy. Ya me contáis...

5 comentarios:

Matritensis dijo...

Tú lo que tienes es un Síndrome de Estocolmo galopante, no me extraña, ¡tantas horas con los políticos! :P

Ah! y de ladrillo nada, es un tema muy interesante, los políticos, pese a no parecerlo, también son humanos.
Buena semana

Pablo Maderuelo dijo...

No decís nada de Galladón y su cogorcilla... a mi esk me encanta, jeje

Matritensis dijo...

Yo le vi muy eufórico y guerrero, cuando salió al balcón la gente que tenía a mi lado decía que estaba borrachuzo.

Oye, ¿es verdad eso que dicen que Inés Sabanés le da al alpiste con o sin victoria?
No sé si son habladurías de las malas lenguas, pero lo he oido muchas veces.

Pablo Maderuelo dijo...

Pues yo no te sé responder a esa pregunta, aunque te diré que la tía se lo curra mogollón. El jueves pasado, en Móstoles, se quedó sin voz durante un mitin. Y aun sí lo terminó. No se lo dije en persona porque me corté, pero es un todoterreno!

Matritensis dijo...

Eso es cierto, se puede estar o no de acuerdo con su programa, pero se lo curra y no sólo en tiempo electoral, todo el año está dando caña.
Ella es uno de los poco políticos que me caen bien.

lo de la celebración cuando quieras, ¡será por celebrar! :)