07 octubre 2008

Lo último de lo último: cenar a oscuras

En la calle Espronceda de Madrid podréis encontrar una de las últimas ideas para captar clientela en tiempos de crisis. Se trata de una cena a oscuras en la que come un menú degustación sin poder ver lo que uno está degustando. De este modo, según la responsable de esta iniciativa, el comensal disfruta más del sentido del gusto y además se atreve a probar alimentos que de otro modo quizás podría rechazar. Según leo en la revista Viajar, la cena, que sólo se oferta el último jueves de cada mes, da comienzo a las 21:30 horas y, con un precio de 50€, podrá degustar un menú compuesto por cinco platos, dos postres y tres vinos. La idea no es nueva sino que se ha convertido en una tendencia que llega de otras grandes ciudades del mundo.

3 comentarios:

starling dijo...

A mí de este loq eu no me ha llamado nunca la atención es el no tener muy claro lo que comes...

Hay otro igual de curioso que consiste enq ue antes de llegar al restaurante te dan una serie de pistas para encontrarlo. Sé que se "sale" desde el Bernabeu pero poco más... la duda que me surgió en su momento es si cambian el restaurante de sitio o algo así... si no ... cuando vas una vez ya no tiene gracia...

Pablo dijo...

habrá q investigar...

grandes ideas las que nos das, jeje

danimetrero dijo...

Yo oi hace mucho tiempo de un restaurante peor que esto. se trataba de un lugar de Citas (por llmarlo de alguna manera) el caso es que mientras los comensales comen una tia esta por debajo de la mesa haciendo guarreridas españolas a la gente, el primero que se ria es el que paga la comida de todos.